Morfología urbana de Sevilla

MORFOLOGÍA URBANA DE SEVILLA

Forma general de la Ciudad

La leve topografía del emplazamiento sevillano ha dado lugar a una forma general de la ciudad que se extiende homogéneamente en la llanura. El Río que la cruza se divide en dos brazos al Norte, en San Jerónimo, y se vuelven a unir en la Punta del Verde, en el extremo Sur. La Dársena crea una amplia curva que rodea a la Ciudad por el Oeste lo que ha significado un importante obstáculo para su extensión en esta dirección. Por ello, si consideramos como centro geográfico natural de Sevilla el histórico de la Plaza de la Encarnación, el centro de gravedad de la masa urbana se desplaza claramente hacia el Este, lo que pone en evidencia las tendencias de crecimiento de la Ciudad, alejándose del Río.

La ronda interior que rodea el casco antiguo, la intermedia sobre antiguas vías o canales y la exterior, así como las principales vías de intercomunicación que desde el extrarradio se dirigen hacia el centro, han sugerido la forma de la Ciudad como la de un amplio abanico, que apoyado en las márgenes del Río, se despliega con una cierta irregularidad desde San Jerónimo al Norte, por Santa Clara, al Parque Amate al Este, el Cerro del Águila, las 3.000 Viviendas y Heliópolis al Sur.

El Casco antiguo

El centro de la ciudad mantiene considerablemente bien conservada la primitiva estructura musulmana con su entramado de calles estrechas, no alineadas y caserío compacto aunque bajo, y sin orden aparente. El casco antiguo de Sevilla se corresponde casi exactamente con el interior de la ciudad amurallada; además de algunos arrabales entre los que destacan Triana o San Bernardo; y el entorno del Parque de María Luisa.

En el cuadrante noroeste del casco, el barrio de San Vicente presenta un plano de calles trazadas ortogonalmente. Desde las plazas de Europa y de Santa Catalina arrancan sendos planos radiales de calles. Sólo hay dos pequeñas operaciones de mayor amplitud, de Norte a Sur la Avenida de la Constitución, de Este a Oeste el eje Campana-Laraña-Imagen. Los únicos espacios amplios despejados de edificios son La Alameda de Hércules, La Plaza Nueva y los jardines del Alcázar-Murillo y María Luisa, además de múltiples plazas de pequeñas dimensiones y apenas perceptibles en el plano.

La ciudad moderna

El plano de la Sevilla moderna no tiene una estructura dominante. Pero, un análisis más detallado permite distinguir diferentes tipos de planos: rectangular, radioconcéntrico, funcionalista, aunque todos ellos están intercalados y sin conexión aparente.

Los mejores ejemplos de planos rectangulares lo constituyen barrios de características muy distintas, como Los Remedios, Nervión y el Cerro del Águila; otros muchos de menores dimensiones se distribuyen por todo el plano de la Ciudad. Pocos ejemplos se descubren de planos radioconcéntricos: aparecen dos minúsculos ejemplos uno en el entorno de la Plaza de Cuba, otro en Ciudad jardín de Nervión y un tercero en Amate, todos ellos incompletos. Tipos especiales lo constituyen los ejemplos de ciudad jardín, como es el caso de Heliópolis, Santa Clara o alguna de las urbanizaciones de Sevilla Este.

El resto de la gran superficie urbana esta compuesta por planos funcionalistas con edificaciones de bloques altos separados irregularmente por supuestas zonas ajardinadas como los grandes polígonos de San Pablo, Sur y Norte; o tantos otros como Rochelambert, Santa Aurelia, y un extenso etcétera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s