UNA ESTACIÓN MARÍTIMA DE ORIGINAL DISEÑO

Un mecano de diseño como Estación Marítima.

La nueva instalación está formada por  contenedores, se montó en apenas quince días, es ampliable y se puede trasladar.

La nueva instalación está formada por contenedores, se montó en apenas quince días, es ampliable y se puede trasladar.

Apareció casi de un día para otros en el Muelle de las Delicias. Es la Estación Marítima del Puerto, un edificio blanco y cuya estructura recuerda a los contenedores marítimos. La Autoridad Portuaria de Sevilla lo mandó a construir a finales de año ya que al convertirse Sevilla en base de cruceros, necesitaba un espacio más digno que la carpa existente para recibir y despedir a los cruceristas.El puerto consideró que, dado que el futuro del muelle sigue abierto, había que construir allí una estructura que no fuera definitiva y de uso flexible para adecuarlo a las necesidades futuras. Como material, debía usar los contenedores marítimos para remarcar que estaba en un recinto portuario. El handicap era que había que ejecutarlo en apenas cuatro meses, lo que requeriría que quien se hiciera cargo del proyecto, que tenía un presupuesto de 300.000 euros, no sólo asumiese el diseño sino también el proceso constructivo y su instalación.

Los elegidos fueron los arquitectos sevillanos Juan Manuel Rojas, de Arquitectos Hombre de Piedra, y José Luis Sáinz-Pardo y Ramón Cuevas, de Buró4, que ya tienen experiencias de trabajo en común tanto en construcción en seco como con contenedores marítimos. Tenían como objetivo, comentan, no sólo dar solución a un espacio vacío con mucha cualificación, sino darle potencialidad arquitectónica.

La idea clave de la construcción es apoyar sobre dos contenedores separados otro colocado encima, lo que contribuye a crear un espacio a dos alturas, diáfano que permite además que el aire cálido se quede en la parte superior, donde las ventanas y puertas están instaladas de tal forma que favorecen la entrada de corriente.

En el exterior ese espacio se transforma en un conjunto de cuadrados unidos y que con sus 500 metros cuadrados es el espacio hecho con contenedores más grande de Andalucía.

Pero si el diseño es original, la fabricación y montaje de las piezas no lo es menos. Los contenedores, seleccionados uno a uno en el muelle de Algeciras, se trasladaron a Lucena, a las naves de Construcciones Cabello, donde se pulieron, se trataron y se consiguió, con la colaboración del estudio cordobés Tercera Piel, perfilar el proceso de montaje en el que sólo las ventanas, y las luces, no son material reutilizado.

Allí, en Lucena, se montó la estructura como un mecano y se volvió a desmontar para trasladarlas hasta Sevilla. Aquí se volvieron a montar, como si de un mecano se tratase, en 3 días y en otros 12 se terminaron remates y acabados. El día que llegó el Azamara Quest, la nueva Estación Marítima estaba lista.

Puede ir a más, porque el edificio es ampliable, colocando más contenedores, y se podría trasladar  está montado sobre los ladrillos del muelle con una especie de tacos, si fuera necesario.

ABC de Sevilla

Vanesa Gómez

http://www.abcdesevilla.es/sevilla/20130430/sevi-estacion-maritima-puerto-201304291927.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s